top of page

Lo que aprendí al trabajar en el naming de grandes marcas.

Actualizado: 15 abr

Lo que aprendí al trabajar en el naming de grandes marcas
naming para grandes marcas


Ayer compartí en LinkedIn (revísalo aquí) una publicación en la que reflexionaba sobre mi experiencia en el 2023 al colaborar con marcas de renombre en el desarrollo de nombres para diversos productos. Este proceso me llevó a cuestionarme si deseaba más de lo mismo en el 2024 y, sobre todo, a analizar lo positivo y lo negativo de esas experiencias. Es común idealizar el trabajo con grandes marcas, soñando con ello como la cúspide de nuestra carrera.


Como sabes, me apasiona compartir conocimientos, así que aquí te presento los 5 principales aprendizajes que obtuve al trabajar en el naming con grandes marcas:


  1. No todo lo que brilla es oro: En mi publicación mencioné algunas marcas con las que trabajé, como JUMEX o DONDÉ. Sin embargo, no revelé que también rechacé propuestas de otras marcas conocidas porque intentaron convencerme de la importancia de trabajar con ellos. No comparto esa perspectiva; quiero ser visto como un igual con una especialidad necesaria para ellos. Necesito que confíen en mí y sigan mis recomendaciones para el proyecto. Debe haber respeto y cordialidad desde el principio.

  2. Debes ser extremadamente organizado/a: A ellos siempre les urgirá el trabajo final, pero eso no significa que debas modificar tus tiempos. Sé claro/a con las fechas y procesos desde el principio; un calendario desde el día uno resolverá ese problema. También es crucial dejar claro cuándo su participación y respuesta rápida son vitales para cumplir con los plazos. Además, debes respetar ese calendario como algo sagrado.

  3. No todo llegará al portafolio: A menudo pensamos que trabajar con una gran marca impulsará nuestra carrera, pero la realidad es que muchos proyectos no verán la luz por cuestiones internas o el resultado final no será el esperado. Mi recomendación es que en tu portafolio priorices siempre proyectos que te representen a ti, no solo a tu cliente. No te dejes llevar por el prestigio de la marca; prioriza la calidad.

  4. Las oportunidades llegan de formas inesperadas: Muchas de las marcas con las que trabajé o a las que rechacé llegaron de la manera más inesperada. Algunas gracias a recomendaciones personales o a proyectos sociales no relacionados con naming. No te limites a pensar que todo proviene de LinkedIn, correo electrónico o TikTok.

  5. Si te buscaron, es porque les gustó tu trabajo: Aférrate a tu forma de trabajar y a tus procesos. Desde el principio, explícales por qué tu método es crucial para obtener resultados acordes con lo que les llamó la atención de ti. Así, todos estarán más satisfechos con el proceso.


Extra: Considera en tu presupuesto el tiempo extra que implica trabajar con este tipo de marcas. No es lo mismo tratar con el dueño de un emprendimiento que con el gerente de marca, quien luego debe presentarlo al director comercial, al gerente general e incluso al CEO. Todo ese tiempo, atención y ajustes tienen un costo que debes tener en cuenta.


Trabajar en el naming de grandes marcas es todo un arte. Eso es todo por ahora, te invito a que escuches mi audiolibro que ya está disponible en este link


Además si quieres saber más del tema del naming y las historias te invito a que nos sigas en Instagram y Facebook como: @secretnamemx o en nuestro podcast en Youtube y spotify como: Indescriptivo.







55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page